domingo, 24 de mayo de 2015

Mitología vasca: el Basajaun

Una de las cosas que siempre me ha fascinado y que a día de hoy sigue haciéndolo es la mitología. No le hago ascos a nada: me encantan todos los tipos de mitología, de todos los países y lugares del mundo. Últimamente (y gracias a un libro, El guardián invisible de Dolores Redondo) me ha dado por explorar más a fondo la mitología española, formada por varios sustratos que van desde los primeros pueblos íberos hasta la civilización romana y su cristianización posterior. Aunque nuestra mitología comparte muchos rasgos con la mitología europea en general, no le faltan personajes únicos. Uno de los que más me ha llamado la atención es el Basajaun.




El Basajaun (el "Señor del Bosque"), también llamado Baxajaun o Basajarau, es un personaje de la mitología vasca que también forma parte del imaginario aragonés de los valles de Tena, Ansó y Broto. Es el guardián del bosque, el encargado de protegerlo y de velar por su pureza. Es descrito como un homínido de dos metros de alto, tan peludo que parece vestido con pieles animales. Su barba llega al suelo y tiene dedos alargados y ágiles. También se le describe como poseedor de una inteligencia casi humana. Junto con el Tartalo y los Gentiles, forma parte del grupo de gigantes de montaña de la mitología vasca. Es un personaje similar a los encontrados en todo el continente Euroasiático en forma de Ogros, Trolls, Yetis y demás "hombres del bosque" que algunos antropólogos vinculan al recuerdo de nuestra coexistencia con el hombre de Neanderthal y que ha quedado escrito en nuestra memoria colectiva en forma de mitos y leyendas.

El Basajaun suele ser representado como un ente benévolo, que cuida del bosque y de sus habitantes. También se preocupa del bienestar de los humanos, pues las leyendas acerca de él cuentan que avisa a los pastores de que se acerca un peligro (una tormenta, un lobo) mediante silbidos para que puedan poner a resguardo a sus ovejas: se dice que el rebaño, al percibir su presencia, hace sonar los cencerros de forma uniforme. El Basajaun, a cambio de su ayuda, se cobra un trozo de pan o queso que coge del zurrón de los pastores cuando estos duermen.

En otras leyendas es descrito como una fuerza colosal y violenta con la que es mejor no toparse, aunque por norma general se le considera un ser sabio y benigno. En los orígenes, los Basajaunes eran los poseedores de los secretos de la arquitectura, agricultura y de la vida sedentaria, y fue el pícaro Martin Txiki quien mediante argucias les fue arrebatando sus secretos para divulgarlos a la humanidad. Su pareja femenina, menos conocida, se llama Basandere, que quiere decir "Señora del Bosque" o "Señora Salvaje".


No he podido encontrar ningún mito o leyenda que hable concretamente sobre el Basajaun en Internet, pero seguiré buscando para publicaros algún fragmento que trate sobre este ser tan interesante.

2 comentarios:

  1. ¡Hola Marta! La verdad es que a mí también me gusta mucho la mitología, pero me inclino más por la griega o por la celta. No conocía nada de la mitología española y El Basajun me ha parecido muy interesante. ¡Un besito Marta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Yo tampoco conocía nada de la mitología española, y he descubierto que es muy diversa e interesante! Ya iré publicando más cosas ^^¡gracias Alba!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...